"Black Forest Quality" sólida, made in India

La ampliación extensa de la fábrica en Coimbatore/India refuerza la posición de mercado y capacidad de entrega de ZAHORANSKY para el mercado mundial

De izquierda a derecha: Gerhard Steinebrunner, Winfried Ebner, Prof. Dr.-Ing. Eberhard Abele, Karin Stoll (German Embassy), Gerhard Enders, Reinhard Schnurr, Wolfgang Weber, Ruth Zahoransky-Gorenflo, Arvind Chawla, Sven Clever, Dr. Barbara Mayer (abogado), Ulrich Zahoransky

Tras aproximadamente un año de construcción, ya está aquí: Con la ampliación de la fábrica en Coimbatore/India, ZAHORANSKY allana el camino para el desarrollo sostenible de su actividad comercial en soluciones de alta calidad para la producción de cepillos de dientes en mercados sensibles a los precios. Gracias a doblar la capacidad de producción y a salas de reuniones y oficinas adicionales, la demanda creciente de clientes de India, Asia y Latinoamérica de máquinas para producir cepillos de dientes podrá manejarse todavía mejor desde Coimbatore. "Con la nueva construcción ya terminada, escribimos un nuevo capítulo para ZAHORANSKY Coimbatore.

Alrededor de 3.200 metros cuadrados más de superficie para el montaje y el almacenaje garantizan de ahora en adelante procesos logísticos y productivos optimizados de manera considerable y, con ello, tiempos de entrega ajustados. Además, se ha aumentado el espacio para nuestros modelos producidos en India, Z.ORCA, Z.SWORD y Z.SHARK", informa Robert Dous, director de ventas/marketing de ZAHORANSKY AG.Con la ampliación se ha conseguido también optimizar los procesos y puestos de trabajo, estableciendo así una base para una producción más rápida, más eficaz y más flexible. Los programas de cualificación y motivación del personal también convierten a ZAHORANSKY en un empleador si cabe más atractivo.

This video has been disabled until you accept marketing cookies. Manage your preferences here or directly accept targeting cookies.

Cuando en octubre de 2018 se colocó la primera piedra de la ampliación de la instalación de ZAHORANSKY, el traslado de la filial india desde Bombay a Coimbatore se remontaba ya 10 años atrás. Allí ZAHORANSKY continuó la producción en instalaciones arrendadas, hasta que, debido al desarrollo positivo del comercio asiático, en el año 2013 se inauguró una fábrica propia. Hasta el día de hoy, la filial india había continuado creciendo hasta convertirse en la segunda planta más grande del grupo ZAHORANSKY, la cual emplea a unos 160 trabajadores. La demanda constante en aumento, especialmente en los años 2018 y 2019, procedente de India, pero también de China, Indonesia y Sudáfrica, provocó que la fábrica llegara a sus límites de capacidad. Sobre todo, en la nave de montaje y en los almacenes se ha utilizado el espacio existente hasta el último metro cuadrado. Esta situación no solo provocaba limitaciones en la capacidad de entrega y en la flexibilidad para poner en práctica las soluciones del cliente; también limitaba el verdadero potencial de crecimiento posible de la filial.

Más espacio, mayor flexibilidad

Tras la ampliación de la fábrica, existen alrededor de 6.000 metros cuadrados disponibles para el montaje y el almacenamiento. Además de una producción considerablemente más eficiente, la ampliación de la fábrica abre nuevas opciones en la sección de fabricación de moldes, puesto que ahora pueden integrarse moldes bastante más grandes para la demanda cada vez más elevada en la producción a gran escala de cepillos de dientes. Además, en el edificio actual, con salas de reuniones y oficinas modernas adicionales, se han logrado las condiciones ideales para procesar los pedidos y asesorar a los clientes. "La reforma nos permite reaccionar de un modo todavía más flexible a las solicitudes de los clientes y, simultáneamente, controlar la demanda creciente de nuestros clientes para un grado de automatización elevado de su producción de cepillos de dientes", afirma Dous, y añade: "Además, con estas medidas garantizamos que en Coimbatore se produzca de ahora en adelante conforme a las normas de calidad más estrictas de nuestra empresa matriz alemana para poder así cumplir con nuestra promesa al cliente de ‘Black Forest Quality’ made in India".

Lograr condiciones laborales óptimas

Otros elementos para garantizar la competitividad a largo plazo y satisfacer los elevados requisitos de calidad son la digitalización, el diseño de los puestos de trabajo y la cualificación y motivación del personal. Respecto a la digitalización, es necesario centrar la atención en la documentación técnica digital, que ya es un estándar en Alemania. Las medidas en las áreas de diseño de los puestos de trabajo, formación y entrenamiento motivacional persiguen establecer también en India los beneficios de ZAHORANSKY, como una integración ejemplar del personal y buenas prestaciones sociales, y ser precursores en ese país de un entorno laboral positivo. "Nuestro objetivo es atraer personas jóvenes y motivadas que nos ayuden a continuar desarrollando y haciendo viable esta filial", explica el director de marketing y ventas. "Por este motivo, ofrecemos condiciones laborales que se sitúan muy por encima de la media del país. Esto afecta tanto a la actividad como al entorno. Nuestra nueva construcción, por ejemplo, presenta un consumo de recursos muy reducido y ha sido certificada, como primera fábrica en el sur de India, con el distintivo Platino por el Indian Green Building Council (IGBC). Con ello, cumple con los requisitos más elevados en materia de sostenibilidad y protección del medioambiente".

Robert Dous, Director Sales & Marketing

"Además, con estas medidas garantizamos que en Coimbatore se produzca de ahora en adelante conforme a las normas de calidad más estrictas de nuestra empresa matriz alemana para poder así cumplir con nuestra promesa al cliente de ‘Black Forest Quality’ made in India".