Cepillo higiénico

En nombre de la higiene

¿Qué tienen en común productores de alimentos, restaurantes, carniceros, panaderos, hospitales, piscinas y fabricantes farmacéuticos? La respuesta es sencilla: Cada una de estas empresas debe cumplir con normas estrictas en sus operaciones diarias y tener en cuenta el cumplimiento de las normas de higiene. Al manipular alimentos en todos los niveles, es decir, desde su procesamiento hasta su venta, se aplican además las normas HACCP (Hazard Analysis Critical Control Points).

Para mantener limpiar las plantas, máquinas, salas de producción, salas húmedas y otras estancias o para limpiar alimentos, se emplean, entre otros, cepillos y escobas higiénicos. Estos deben cumplir con requisitos considerablemente más elevados que las escobas destinadas al uso doméstico. Es aquí donde las máquinas de cepillos y escobas de ZAHORANKSY muestran sus fortalezas.

Ya sean geometrías especiales, robustez, resistencia a la temperatura, capacidad inoxidable, aditivos materiales antibacterianos o codificaciones de color especiales como, por ejemplo, estructuras del mismo color y cepillos para aplicaciones especiales: Para que usted pueda suministrar a sus clientes productos de calidad, le ofrecemos las tecnologías más innovadoras para fabricar cepillos higiénicos.

Un cepillo higiénico no es igual a otro cepillo higiénico

Los cepillos cilíndricos para el lavado industrial de alimentos o los cepillos de limpieza para clínicas deben contar con otras propiedades que, por ejemplo, los cepillos especiales con los que se limpian las plantas de procesado para fabricar productos farmacéuticos. "En función de la finalidad, se prioriza la resistencia a temperaturas elevadas o también a productos químicos. Esto quiere decir que los materiales empleados para la estructura y los filamentos deben estar diseñados para ello. Asimismo, muchas actividades de limpieza exigen aditivos materiales especiales", explica Nico Montaleone, Product Sales Manager Household, Technical Brushes, Cosmetics de ZAHORANSKY AG. Un ejemplo de ello son los cepillos que deben empelarse para el mantenimiento de instalaciones de producción de productos farmacéuticos. Para que tras el mantenimiento se pueda garantizar que no se queden atrás otros objetos metálicos en la cámara estéril de la instalación, los cepillos empleados son ligeramente magnéticos y atraen las piezas durante la limpieza.

Seguridad en el procesamiento de alimentos

"Con motivo de las exigencias especiales y los requisitos estrictos para la producción, los cepillos higiénicos solo pueden ser fabricados por empresas certificadas para ello. La configuración personalizada para el cliente de nuestras máquinas de cepillos y escobas ayuda a los fabricantes a cumplir con la normativa exigida", explica Montaleone. Los cepillos que, por ejemplo, entran en contacto con alimentos como fruta, verduras o carne también deben contar con propiedades especiales. Entre otras cosas, no deben oxidarse y no deben perder sus cerdas durante el uso. Para garantizarlo, las máquinas ZAHORANSKY tienen disponibles opciones especiales. Por un lado, se ofrece una función para poder utilizar normalmente hilo de alambre inoxidable, con el que los filamentos se anclan al orificio. Además, la función de "Tuftcontrol", disponible de manera opcional, controla la presión de troquelado de cada uno de los fardos durante el proceso de inserción y garantizan que los cepillos se rellenen siempre con la misma calidad y no pierdan ninguno de sus filamentos durante los usos posteriores. "Esta característica la ofrece ZAHORANSKY en exclusiva y supone un control de calidad y seguridad adicional para nuestros clientes", afirma Montaleone.

Desde Z.TIGER pasando por Z.PARD, Z.LION, Z.WASP y Z.LYNX hasta Z.SPIDER y Z.SAILFIN: ¡Gracias a nuestra dilatada experiencia y colaboración con renombrados fabricantes, equipamos a todas las máquina de cepillos y escobas ZAHORANSKY para las exigencias relacionadas con la higiene de sus clientes!

¿Le interesa?

Estaremos encantados de enumerarle el resto de posibilidades.